Calificala como ...
 
Lunes 1 de Septiembre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
DÍA DEL PADRE
"He aceptado todo a través del tiempo"
Don Isaías Guzmán Solís se convirtió en papá a los 26 años, y su máxima enseñanza es que se tiene que trabajar para poder conseguir
Carolina Tiznado
17-06-2012
 
Don Isaías empezó su oficio de llantero, con el que dio estudios a sus hijos.
Fotografía: Noroeste/Carolina Tiznado.
 
 
  < anterior
 
ESCUINAPA._ Ser papá requiere no sólo de una actitud hacia lo nuevo o lo diferente... sino de tener un ejemplo a seguir, un héroe, que es en lo que se transforman los padres; seguir ese ejemplo lo llevó a educar de la mejor manera a sus hijos, manifestó Don Isaías Guzmán Solís.

"En mi papá Chano (Donaciano Guzmán) tuve un buen ejemplo para ser papá, era 'duro' pero nos enseñó a ser responsables", expresa mientras evoca a su padre.

Su padre los educó de manera dura, listos para enfrentar a la vida; no siguió ese tónica, pero sí el de buscar ser un papá que educa con amor, como lo ha hecho con sus tres hijos, precisó.

Don Isaías, a los 26 años, asumió su papel de padre, es de las cosas más hermosas pero también a que su vida tenía que ser diferente para darle lo mejor a su primogénito.

"Ser papá es algo que me dio mucha alegría, es algo diferente que te da la vida", señala mientras cambia una llanta de camión pesado, oficio al que se dedica desde 1966.

Su vida cambió al punto de que tenía que saber que de su trabajo dependía un mejor bienestar para sus hijos pues se sumaron Omar y Samuel Horacio a la familia hecha con su esposa Juana Ibarra.

Don Isaías relata parte de los esfuerzos de los cambios de trabajo; de laborar en una paletería a buscar algo que le gusta, así empezó su oficio de llantero, con el que dio estudios a sus hijos.

Mismo que le ayudó también a salir adelante cuando su hijo más pequeño, de ser sano, pasó a ser un niño con necesidades especiales, entonces se transformó en ser también un papá que luchó para que Samuel se desarrollara lo más independiente posible.

"Yo he aceptado todo a través el tiempo, por eso acepté a Samuel y lo traté siempre como a mis otros dos hijos, con reglas claras de la hora que tenía que estar en casa, con los permisos que tenía que pedirme, para mí él es igual", dice.

Muestra su orgullo por Samuel, quien ya tiene más de 30 años, ese orgullo de ser compañeros siempre, de compartir aficiones, de estar formado también para gustarle participar en todo lo que se presenta en el municipio, de disfrutar de las tardes de cultura, del teatro y hasta de las manifestaciones públicas en defensa de una causa.

Jamás pensó en encerrarlo, Samuel, como Isaías y Omar, también ha aprendido que la vida es una lucha, que se tiene que trabajar para conseguir, que se tiene que perseverar para alcanzar y es lo que ha hecho, esa es su herencia para ellos, educarlos en el esfuerzo, con ello se podrá ir feliz algún día porque ha cumplido.

Tanto que ellos también hoy que son papás forman a tres nietos con el ejemplo, como Don Chano lo hizo, la cadena de valores continúa, precisó.

 

"Yo he aceptado todo a través el tiempo, por eso acepté a Samuel y lo traté siempre como a mis otros dos hijos, con reglas claras".

Don Isaías Guzmán

Padre de familia


Calificación
 
 
 
Comentarios: 1
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.06245 segundos