Calificala como ...
Lunes 24 de Noviembre de 2014    
www.noroeste.com.mx
 
Día del Socorrista
Arriesgan sus vidas por devolvérselas a quienes se encuentran en riesgo. Son los primeros en dar atención y los últimos en retirarse. Sin descanso, hoy celebran su día.
Sheila Arias
24-06-2011
 
Hoy es Día del Socorrista.
Fotografía: Noroeste / Juvencio Villanueva.
JULIO CÉSAR BELLO MURILLO:

'Las rodillas tiemblan'
 

MAZATLÁN._ Una tragedia le dio fortaleza a Julio. Fue el trenazo de 1996 donde la necesidad de ayuda marcó su vocación, luego salvó la vida a su papá y eso confirmó que lo suyo era servir a los demás.

"Lo primero que uno hace es la seguridad propia y valorar la seguridad del personal a cargo, una vez valorado eso y si la situación no está comprometida, entonces das las primeras atenciones", así resumió la primera reacción del socorrista.

Tiene 32 años, es paramédico y voluntario. Julio César Bello Murillo llegó a los 15 años a las filas de la Cruz Roja donde presta su servicio, tres años después se integró como técnico en urgencias médicas, luego vino la prueba de fuego.

"Era 31 de mayo, nos avisaron de un accidente en las vías del tren, en el Jabalíes. Fui de los primeros que llegó en una ambulancia, había gente que gritaba 'aquí está uno, 'aquí hay otro', empezamos a trabajar, era urgente ayudar", recuerda.

La emergencia trastocó su vida porque en ese accidente vio morir a un paramédico amigo que viajaba en el camión accidentado. Después quiso renunciar.

El dolor y la nostalgia pesaban, las imágenes de desesperación iban y venían, pero faltaba una prueba más.

"Mi papá se cayó de la escalera, vi que no podía respirar. Hice lo que sé hacer, le di los primeros auxilios, respiración artificial, hasta que logró respirar, luego llamé a la ambulancia. Cuando todos se fueron viví el momento emocional como hijo, sabía que tenía un trabajo que hacer y lo hice. Después lloré", comparte.

Julio es licenciado en Enfermería con especialidad en Obstetricia. Cumplió 16 años de servicio como paramédico y quiere dedicar más tiempo a su vocación. Para muchos compañeros es ejemplo de dedicación, fortaleza y solidaridad.

Y no tiene empacho en describir sus sentimientos.

"Sí te da miedo, como cualquier persona he tenido miedo, las rodillas me tiemblan, pero es normal. Le damos la mano a quien sea, nos nos importan tu religión, aquí se trata de humanidad, no de ideas ni de condición", afirma. 




SARA ESPERICUETA NÚÑEZ:

Quiere rescatar la Cruz Roja de San Ignacio



Dicen que siempre hay alguien que motiva, y a Siara Espericueta Núñez la motivó un viejo médico de su comunidad, en San Ignacio. Gracias a la labor humanitaria que vio de niña, ella quiso ser paramédico.

En este Día del Socorrista, la joven de 19 años comparte un poco de su historia, está segura que su vocación tiene rumbo y ese camino es ayudar, rescatar y salvar vidas.

"Mi mamá trabajaba con ese médico, cuando me llevaba yo veía cómo hacía de todo para salvar a la gente; hacía suturas en dedos, atendía partos, accidentados, de todo. Y cuando murió ese doctor se acabó la Cruz Roja que había en mi pueblo", narra.

En su natal Estación Dimas hoy habitan 3 mil 150 familias y siguen sin unidad médica. Siara quiere ser socorrista para abrir otra vez la unidad de Cruz Roja.

"Soy estudiante de prácticas, me estoy preparando para la certificación, para que quede avalado que soy paramédico y estar lista para ayudar en emergencias", dice la joven con algo de timidad, debajo se su cabello negro y lacio.

Ella dedica 10 horas de servicio cada semana a la Cruz Roja Mazatlán, no recibe pago, pero sabe que ahí está su sueño.

Siara viaja de San Ignacio al puerto para sus prácticas. Estima que de su comunidad a Elota son 25 minutos de camino y a Mazatlán 45. Si logra su objetivo atenderá en menos tiempo emergencias en su propio poblado.

"Si antes había unidad de Cruz Roja ahora sería mejor porque la población ha aumentado, hay muchos choques de motos y urgencias por la carretera", explica.

En la Cruz Roja, Siara es una aprendiz de los valores del socorrista, está cerca de los veteranos y ya sale en ambulancia a emergencias.

Pronto, espera, podrá salvar vidas ella sola.

Mientras, sigue alimentando la vocación de servicio.

Calificación
 
Excelente
 
Votos: 6
 
 



 PUBLICIDAD
O P O R T U N I D A D E S
LO MÁS...
LEIDO
VISTO
COMENTADO
MOSTRAR :
LO MÁS RECIENTE
LO DE SIEMPRE
 
Todos los derechos reservados. Editorial Noroeste, S.A. de C.V.
Generada en: 0.0681 segundos